¡Hola!

Me llamo Marina Santo y estoy aquí para acompañarte a conectar con la conciencia, potencia y creatividad de tu cuerpo. Si has llegado hasta aquí puede que estés buscando:

“Te acompaño para que la curiosidad sea tu combustible inagotable”

En qué me diferencio

Innovación

El contenido de mis clases están en constante diálogo con todo lo que atraviesa mi vida. Por eso, mi material está en continuo movimiento.

Autenticidad

Ofrezco las sesiones que me interesarían como alumna. De ahí que todo el contenido de la Escuela tenga mi huella personal.

Experiencia

Llevo diez años impartiendo clases de cuerpo y movimiento, dentro y fuera de España, para grupos de diversos perfiles.

Conoce mi historia

Mis comienzos

A los 4 años empecé con ballet clásico por recomendación del médico ortopedista, luego tiré hacia el jazz (eran los años 80)  y, tiempo después, fui improvisando sin reglas en todas las pistas de baile en las noches de Río de Janeiro.

Siempre sentía que pasaba algo distinto cuando bailaba. Se me abrían otras posibilidades, no hacía falta hablar para comunicarme y estar presente. Me sentía libre.

Me matriculé en Historia en la Universidad Federal de Río de Janeiro. Pensaba que la Historia en la academia estaba conectada al pulsar de la vida y al puro movimiento. Pronto me dí cuenta de que la experiencia de ser cuerpo quedaba fuera de aquel espacio riguroso, teórico y cerrado. 

Era muy consciente de que jamás sería una historiadora convencional y, en aquel momento lleno de primeros desafíos de la vida adulta y nuevos encuentros, me atreví a probar danza contemporánea y terminé la carrera sabiendo que lo que yo quería, de verdad, era bailar, aunque no lo asumiera públicamente.

He pasado por la capoeira Angola, la danza teatro, yoga y por múltiples prácticas de investigación de movimiento dentro del marco contemporáneo. En la actualidad estudio anatomía sensorial para el movimiento a través del Body Mind Centering (BMC). Además, sigo en constante formación de manera autónoma o con diversas profesionales.

Mi punto de inflexión

Cuando empecé como docente mi deseo era cumplir con mi idea imaginada de lo que era ser profesora de danza contemporánea. He tardado unos buenos años en abrazar del todo el lenguaje que utilizo, en asumir mis gustos y mi autenticidad. Ha sido todo un camino que ha supuesto un gran proceso de aceptación y sanación de antiguas heridas. Impartiendo clases, yo misma era la que más estaba aprendiendo.

He entendido que acompañar cuerpos es un camino que va en múltiples direcciones; no hay verdades absolutas ni metodologías perfectas. De hecho, creo que el trabajo está basado en la autonomía personal al lidiar con los contenidos. He entendido que mis sesiones no les van a gustar a todas las personas pero yo sí que necesito estar a gusto con lo que propongo. Esto ha sido la llave de la liberación.

He impartido clases en los más diversos espacios y estoy muy agradecida por cada una de las oportunidades que me han sido brindadas. Cada una me ha permitido conocer a mucha gente bonita y especial. Al trabajar en contextos donde las personas buscan algo distinto a las escuelas convencionales, siento que conecto con mi propósito de manera más profunda; facilitar que toda y cualquier persona pueda desarrollar su inteligencia corporal. 

El nacimiento de la Escuela Marina Santo

Durante el periodo del confinamiento de 2020 desarrollé una serie de sesiones online donde la casa no era un escenario aleatorio o estático, sino que estaba integrada como un elemento vivo en constante diálogo con la exploración corporal.

Descubrí que algo nuevo y potente surgía de esta nueva manera de crear contenido online a través de la conciencia y la creatividad del cuerpo.  El tema hogar, que  siempre había sido transversal en mi biografía, apareció por primera vez como elemento central de mi vida docente.

Desde esta serie de experiencias que me han fascinado, sorprendido y emocionado, tuve la necesidad de dar continuidad al proyecto. A partir de esta situación inesperada con nuevos impulsos y posibilidades, nació la Escuela Marina Santo para facilitar que toda y cualquier persona pueda desarrollar su inteligencia corporal a partir de la exploración de movimiento en el código contemporáneo aliado al conocimiento vivencial de su anatomía.

¡Bienvenida!

 

Mi experiencia acompañando a personas como tú

+ 0
Años

de experiencia docente

+ 0
Alumnas

felices

+ 0
Instituciones

han confiado en mi trabajo

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad